Diosbendice.org - Una Web Para Tí...
 
Boletín electrónico

::. Misas de Aguinaldo.::

::. BENEFICIOS DEL AGUA 16 OCTUBRE DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN .::

::. Rápidos Para la Reflexión .::

::. Para animar la Eucaristía .::

Click Aquí...

Leer es un placer que anhela toda alma Click Aquí...

Vamos a cine...

Dios prefiere contar contigo

Sólo Dios puede dar la fe...pero tú puedes dar tu testimonio.
Sólo Dios puede dar la esperanza... pero tú puedes devolverla a tus hermanos.
Sólo Dios puede dar amor...pero tú puedes enseñar a amar.
Sólo Dios puede dar la paz...pero tu puedes sembrar la unión.
Sólo Dios puede dar la fuerza...pero tú puedes animar al desanimado.
Sólo Dios es el camino...pero tú puedes señalarlo a los otros.
Sólo Dios es la luz... pero tú puedes hacer que brille a los ojos de todos.
Sólo Dios es la vida...pero tú puedes hacer que florezca el deseo de vivir.
Sólo Dios puede hacer lo que parece imposible... pero tú puedes hacer lo posible.
Sólo Dios se basta a sí mismo... pero prefiere contar contigo.


Sabiduría 18, 6-9 Con una misma acción castigabas a los enemigos y nos honrabas, llamándonos a ti.
Salmo responsorial: 32 Dichoso el pueblo escogido por Dios.

Hebreos 11, 1-2. 8-19 Esperaba la ciudad cuyo arquitecto y constructor iba a ser Dios.

 

Lucas 12, 32-48 Estén preparados
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No temas, pequeño rebaño, porque el Padre ha tenido a bien darles el reino. Vendan sus bienes y den limosna; hagan talegas que no se echen a perder, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está su tesoro allí estará también su corazón. Tengan ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Ustedes estén como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; les aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y, si llega entrada la noche o de madrugada y los encuentra así, dichosos ellos. Comprendan que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete.
Lo mismo ustedes, estén preparados, porque a la hora que menos piensan viene el Hijo del hombre.
Pedro le preguntó: Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos? El Señor le respondió: ¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas? Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, lo encuentre portándose así. Les aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes. Pero si el empleado piensa: Mi amo tarda en llegar, y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles. El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos. Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.

.
Tiempos para vivirlos
<Tiempo Ordinario >
< Pascua >

< Pentecostés 2009 >

< Navidad >
Actualizaciones periódicas

Reforma Constitucional

Nuestros Obispos

 

 


Dime que te cuento y te diré que aprendes
Padre Marcelo Rivas Sánchez
www.diosbendice.org

Recordando la visita del Papa Francisco a un barrio de Brasil (Favela Varginha)

Debe ser más que emocionante que el Representante de Cristo en la tierra entre en nuestra casa y eso hizo el Papa Francisco en la barriada de Varginha. Llegó al templo parroquial de San Jerónimo Emiliani y desde allí entró en una casa de los lugareños. Luego fue a un campo de fútbol y desde allí supo decir. Fueron palabras muy, pero muy sencillas, al punto que son motivo de este presente artículo.

Comenzó llamando a todos, hermanas y hermanos. Es el Papa amigo que les visita y quiere entrar a todas las casas, tocar sus puertas. Poder decir “buenos días”, pedir un vaso de agua fresca, tomar un café, hablar como amigo de casa, escuchar el corazón de cada uno, de los padres, los hijos, los abuelos... Pero como es tan grande Brasil, hoy les hablo a todos.

1. Me siento acogido por todos. Acoger es mejor que cualquier adorno. Y al hacerlo no nos hacemos más pobres, sino que nos enriquecemos. Ya sé que, cuando alguien que necesita comer llama a su puerta, siempre encuentran ustedes un modo de compartir la comida; como dice el proverbio, siempre se puede «añadir más agua a los frijoles». Y lo hacen con amor, mostrando que la verdadera riqueza no está en las cosas, sino en el corazón. Llamo a los que tienen más recursos a comprometerse en la justicia social. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo. Recordémoslo siempre: sólo cuando se es capaz de compartir, llega la verdadera riqueza; todo lo que se comparte se multiplica. La medida de la grandeza de una sociedad está determinada por la forma en que trata a quien está más necesitado, a quien no tiene más que su pobreza.

2. También quisiera decir que la Iglesia, «abogada de la justicia y defensora de los pobres ante intolerables desigualdades sociales y económicas, que claman al cielo» (Documento de Aparecida, 395) Queridos amigos, ciertamente es necesario dar pan a quien tiene hambre; es un acto de justicia. Pero hay también un hambre más profunda, el hambre de una felicidad que sólo Dios puede saciar. Por eso la vida es muy importante, donde Dios. La familia, fundamento de la convivencia y remedio contra la desintegración social; la educación integral, que no se reduce a una simple transmisión de información con el objetivo de producir ganancias; la salud, que debe buscar el bienestar integral de la persona, incluyendo la dimensión espiritual, esencial para el equilibrio humano y una sana convivencia; la seguridad, en la convicción de que la violencia sólo se puede vencer partiendo del cambio del corazón humano.

3. Queridos jóvenes, ustedes tienen una especial sensibilidad ante la injusticia, pero a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción, por las personas que, en lugar de buscar el bien común, persiguen su propio interés. A ustedes y a todos les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar. Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo. La Iglesia los acompaña ofreciéndoles el don precioso de la fe, de Jesucristo, que ha «venido para que tengan vida y la tengan abundante» (Jn 10,10)

Todo lo encomiendo a la intercesión de Nuestra Señora de Aparecida, la Madre de todos los pobres del Brasil, y con gran afecto les imparto mi Bendición.

mrivassnchez@gmail.com
@padrerivas

08/agost

 

/////////////////////////////////////////////>> Marcelo Dime (Columnas Anteriores) >>

 


Para Laicos comprometidos
No podemos olvidar que la Iglesia nace en Pascua y desde Jesucristo recibe la misión. De ahí que para continuar esa misión necesitamos al Espíritu Santo, promesa que cumple Dios (Pentecostés) Entonces, Pascua y Pentecostés son la fuente y la vida d ela Iglesia.
Para que la Iglesia siga "viento popa" necesita de personas compormetidas. Hace falta una estructura eclesial que actúe y haga realidad la presencia de Cristo. Sacerdotes, ministros ordenados para la Palabra y los Sacramentos. Pero la ver que son tan pocos, buscan a colaboradores de buena fama para que se dediquen a la oración y al misterio de la Palabra. Así nace el Diaconado como colaboradores de los discípulos.
Pero hay Laicos de compromiso que son llamados e Instituidos, es decir, designados que la Iglesia en el Obispo los bendice. Bendecidos para el servicio en diferentes áreas  de la pastoral.
Dentro de nuestra pastoral le llamaremos "Animadores" que realizan desde un Sector para dar a conocer el rostro verdadero de Cristo.
Una palabra de ánimo a los laicos que descubren, en la presencia de Dios, ese llamado y aceptación de servir.
Dios les pague por tanta genrosidad.
Padre Marcelo Rivas Sánchez

Mensaje urbi et orbi del Papa Benedicto XVI para la Pascua 2011

In resurrectione tua, Christe, coeli et terra laetentur.

En tu resurrección, Señor, se alegren los cielos y la tierra

 (Liturgia de las Horas.)

Queridos hermanos y hermanas de Roma y de todo el mundo:

La mañana de Pascua nos ha traído el anuncio antiguo y siempre nuevo: ¡Cristo ha resucitado! El eco de este acontecimiento, que surgió en Jerusalén hace veinte siglos, continúa resonando en la Iglesia, que lleva en el corazón la fe vibrante de María, la Madre de Jesús, la fe de la Magdalena y las otras mujeres que fueron las primeras en ver el sepulcro vacío, la fe de Pedro y de los otros Apóstoles.

Hasta hoy —incluso en nuestra era de comunicaciones supertecnológicas— la fe de los cristianos se basa en aquel anuncio, en el testimonio de aquellas hermanas y hermanos que vieron primero la losa removida y el sepulcro vacío, después a los mensajeros misteriosos que atestiguaban que Jesús, el Crucificado, había resucitado; y luego, a Él mismo, el Maestro y Señor, vivo y tangible, que se aparece a María Magdalena, a los dos discípulos de Emaús y, finalmente, a los once reunidos en el Cenáculo (cf. Mc 16,9-14).

La resurrección de Cristo no es fruto de una especulación, de una experiencia mística. Es un acontecimiento que sobrepasa ciertamente la historia, pero que sucede en un momento preciso de la historia dejando en ella una huella indeleble. La luz que deslumbró a los guardias encargados de vigilar el sepulcro de Jesús ha atravesado el tiempo y el espacio. Es una luz diferente, divina, que ha roto las tinieblas de la muerte y ha traído al mundo el esplendor de Dios, el esplendor de la Verdad y del Bien.

Así como en primavera los rayos del sol hacen brotar y abrir las yemas en las ramas de los árboles, así también la irradiación que surge de la resurrección de Cristo da fuerza y significado a toda esperanza humana, a toda expectativa, deseo, proyecto. Por eso, todo el universo se alegra hoy, al estar incluido en la primavera de la humanidad, que se hace intérprete del callado himno de alabanza de la creación. El aleluya pascual, que resuena en la Iglesia peregrina en el mundo, expresa la exultación silenciosa del universo y, sobre todo, el anhelo de toda alma humana sinceramente abierta a Dios, más aún, agradecida por su infinita bondad, belleza y verdad.

«En tu resurrección, Señor, se alegren los cielos y la tierra». A esta invitación de alabanza que sube hoy del corazón de la Iglesia, los «cielos» responden al completo: La multitud de los ángeles, de los santos y beatos se suman unánimes a nuestro júbilo. En el cielo, todo es paz y regocijo. Pero en la tierra, lamentablemente, no es así. Aquí, en nuestro mundo, el aleluya pascual contrasta todavía con los lamentos y el clamor que provienen de tantas situaciones dolorosas: miseria, hambre, enfermedades, guerras, violencias. Y, sin embargo, Cristo ha muerto y resucitado precisamente por esto. Ha muerto a causa de nuestros pecados de hoy, y ha resucitado también para redimir nuestra historia de hoy. Por eso, mi mensaje quiere llegar a todos y, como anuncio profético, especialmente a los pueblos y las comunidades que están sufriendo un tiempo de pasión, para que Cristo resucitado les abra el camino de la libertad, la justicia y la paz.

Que pueda alegrarse la Tierra que fue la primera a quedar inundada por la luz del Resucitado. Que el fulgor de Cristo llegue también a los pueblos de Oriente Medio, para que la luz de la paz y de la dignidad humana venza a las tinieblas de la división, del odio y la violencia. Que, en Libia, la diplomacia y el diálogo ocupen el lugar de las armas y, en la actual situación de conflicto, se favorezca el acceso a las ayudas humanitarias a cuantos sufren las consecuencias de la contienda. Que, en los Países de África septentrional y de Oriente Medio, todos los ciudadanos, y particularmente los jóvenes, se esfuercen en promover el bien común y construir una sociedad en la que la pobreza sea derrotada y toda decisión política se inspire en el respeto a la persona humana. Que llegue la solidaridad de todos a los numerosos prófugos y refugiados que provienen de diversos países africanos y se han viso obligados a dejar sus afectos más entrañables; que los hombres de buena voluntad se vean iluminados y abran el corazón a la acogida, para que, de manera solidaria y concertada se puedan aliviar las necesidades urgentes de tantos hermanos; y que a todos los que prodigan sus esfuerzos generosos y dan testimonio en este sentido, llegue nuestro aliento y gratitud.

Que se recomponga la convivencia civil entre las poblaciones de Costa de Marfil, donde urge emprender un camino de reconciliación y perdón para curar las profundas heridas provocadas por las recientes violencias. Y que Japón, en estos momentos en que afronta las dramáticas consecuencias del reciente terremoto, encuentre alivio y esperanza, y lo encuentren también aquellos países que en los últimos meses han sido probados por calamidades naturales que han sembrado dolor y angustia.

Se alegren los cielos y la tierra por el testimonio de quienes sufren contrariedades, e incluso persecuciones a causa de la propia fe en el Señor Jesús. Que el anuncio de su resurrección victoriosa les infunda valor y confianza.

Queridos hermanos y hermanas. Cristo resucitado camina delante de nosotros hacia los cielos nuevos y la tierra nueva (cf. Ap 21,1), en la que finalmente viviremos como una sola familia, hijos del mismo Padre. Él está con nosotros hasta el fin de los tiempos. Vayamos tras Él en este mundo lacerado, cantando el Aleluya. En nuestro corazón hay alegría y dolor; en nuestro rostro, sonrisas y lágrimas. Así es nuestra realidad terrena. Pero Cristo ha resucitado, está vivo y camina con nosotros. Por eso cantamos y caminamos, con la mirada puesta en el Cielo, fieles a nuestro compromiso en este mundo.

Feliz Pascua a todos. (2001/04/25)

Enlaces a sitios de música religiosa
~Cristomanía.com
~ Trovador.com
~Cancionero
~ Red de música católica
Para todos muchas felicidades Juan Pablo II es Venerable.
Se le reconocen las virtudes Heroícas. Un gran cristiano en toda su trayectoria.
. La Iglesia más de ser una casa o edificio. Es una comunidad de hombres nuevos y asistidos por el Espíritu Santo
¿Te gustaría recibir semanalmente la homilía directamente en tu correo electrónico?  Solamente tienes que enviarnos un mensaje solicitando dicho servicio y con mucho gusto lo haremos: Lo puedes hacer escribiendo a
mrivassnchez@gmail.com
Para el que tiene un amigo,
no existe la soledad…
diosbendice.org
Abrazos y bendiciones
del Padre Marcelo
La oración que el Papa introdujo en el Muro de las Lamentaciones
" Envía tu paz sobre esta Tierra Santa, sobre Oriente Medio"

Dios de todos los tiempos, en mi visita a Jerusalén, la "Ciudad de la Paz",
morada espiritual para judíos, cristianos y musulmanes,
te presento las alegrías, las esperanzas y las aspiraciones,
las angustias, los sufrimientos y las penas de tu pueblo esparcido por el mundo.
Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob,
escucha el grito de los afligidos, de los atemorizados y despojados;
envía tu paz sobre esta Tierra Santa, sobre Oriente Medio,
sobre toda la familia humana;
despierta el corazón de todos los que invocan tu nombre,
para caminar humildemente por la senda de la justicia y la compasión.

"Bueno es el Señor con el que en él espera,
con el alma que le busca" (Lamentaciones 3, 25)
"Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace" San Felipe Neri

 

Nuestra obra social
Juan Pablo II su voz y mensaje

En nombre del Señor <<DESCARGAR>>

...................
2011_05_30 // 2011_05_27 // 2011_05_26 // 2011_05_25 // 2011_05_24 // 2011_05_20 // 2011_05_19 // 2011_05_18 // 2011_05_17 // 2011_05_16 // 2011_05_13 // 2011_05_12 // 2011_05_11 // 2011_05_10 // 2011_05_09 // 2011_05_70 // 2011_05_06 // 2011_05_05 // 2011_05_04 // 2011_05_03 // 2011_05_02 //
................
2011_04_30 // 2011_04_29 // 2011_04_28 // 2011_04_27 // 2011_04_26 // 2011_04_25 // 2011_04_21 // 2011_04_20 // 2011_04_18 //
.................
2011_03_28 // 2011_03_29 //2011_03_31 // 2011_04_01 // 2011_04_02 // 2011_04_04 // 2011_04_05 // 2011_04_06 // 2011_04_07 // 2011_04_08 // 2011_04_09 // 2011_04_11 // 2011_04_13 // 2011_04_14 // 2011_04_15 //
......................
2011_03_19.doc // 2011_03_21.doc //

2011_03_22.doc // 2011_03_23.doc // 2011_03_24.doc // 2011_03_26.doc/
2011_03_14.doc / / 2011_03_15.doc / / 2011_03_16.doc / / 2011_03_17.doc / / 2011_03_18.doc /
2011_03_01.doc / 2011_03_02.doc / 2011_03_03.doc / 2011_03_04.doc / 2011_03_05.doc / 2011_03_07.doc / 2011_03_08.doc / 2011_03_09.doc / 2011_03_10.doc / 2011_03_11.doc / 2011_03_12.doc /
2011_02_21.doc / 2011_02_22.doc / 2011_02_23.doc / 2011_02_24.doc / 2011_02_25.doc / 2011_02_26.doc / 2011_02_28.doc

.
Cristiano que no se forma
se deforma
.
Lecturas y reflexiones diarias
Oraciones
.
 
El
Papa
Teólogo
El
Padre
Marcelo
Escribe
+ Su Eminencia Jorge Urosa
+El nuevo cardenal de ...
+Homilía del Papa...
Clic Aquí...
.
Clic Aquí...
   
 
 

 

 

-